Introducción

El español mexicano posee 17 fonemas consonánticos, mientras que el español ibérico posee 18 reconocidos como tales. Sin embargo, el alfabeto del español posee 29 grafemas de los cuales 24 corresponden a las consonantes. Es decir, comprende más grafemas que fonemas.

El español era un dialecto del latín. El latín, con la expansión del imperio romano se extendió por una gran parte de Europa. Del contacto con las lenguas que se hablaban en esos lugares se formaron una serie de dialectos de los cuales sólo cinco tomaron la categoría de lengua nacional, el castellano, el francés, el portugués, el italiano y el rumano. El resto se mantuvo como lenguas regionales consideradas mucho tiempo como "dialectos". El español se convirtió en lengua nacional por ser el dialecto del latín hablado en el Reino de Castilla, el cual llevó a cabo la expulsión de los árabes, la colonización de América y de ahí la unificación de los pueblos de la península ibérica bajo la denominación primero de Reino de Castilla y Aragón y más tarde de España.

El español, como las otras lenguas nacionales, se convirtió en "lengua" por factores políticos en el siglo XVI. Sin embargo la constitución de una norma de escritura común sólo se llevó a cabo en el siglo siguiente, con la creación de la Real Academia de la Lengua Española en 1713 que publicó la ortografía en 1741 y la gramática en 1771. Para entonces ya existía una gran masa de producciones escritas entre las cuales la novela de Cervantes el Quijote de la Mancha. Lo anterior muestra que la estandarización del español se llevó a cabo 200 años después de su implantación como lengua nacional y tardó casi 50 años en publicar la norma. Para la definición de la norma del español no se utilizaron los estudios lingüísticos porque aún no se instituía la disciplina y la adopción de grafemas respondió al habla de aquella época con una gran influencia de la escritura del latín. El español, como todos sabemos se difundió por muchos lugares del mundo dando lugar a variedades dialectales diversas y ahora se habla de un español argentino, cubano, etc.

Aparato fonador
aparato fonologico

Vamos a revisar los fonemas del español mexicano y los grafemas que se utilizan para escribir el español en todas sus variedades dialectales.

Para esto revisaremos los criterios articulatorios con los que se analizan los fonemas consonánticos y vocálicos pero antes hay que revisar el aparato fonador.

Aparato fonador

Para estudiar los sonidos de una lengua por sus características articulatorias se observan los movimientos de los órganos de nuestro aparato fonador, que podemos observar en la figura: