Alfabetos de la lengua Me'phaa

Es de suma importancia reconocer que la presencia de alfabetos, se da a partir de la existencia de un idioma (entendiendo como idioma como un modo de comunicación entre personas de un mismo grupo) determinado y no al revés.

Actualmente la escritura parece algo muy natural, es de suma importancia reconocer que todavía hoy existen grupos que carecen de escritura o algunos otros cuentan con una reciente creación de ella.  Dentro de este último caso se encuentra el grupo de los me’phaa, quienes apenas hace tres años  acordaron  su sistema de escritura, aplicado para cualquier hablante de me’phaa sin importar la región o variante dialectal a la que se pertenezca. Es decir, que han logrado una convención del idioma me’phaa a partir de la estandarización del mismo.

Dichas convenciones parten de un concepto básico de escritura, coincidiendo en que la escritura es una convención social que se realiza por medio de signos gráficos que está constituido por un sistema. Por lo cual un sistema de escritura puede ser completo o incompleto; es completo el que puede expresar sin ambigüedad todo lo que se puede manifestar y decir una lengua determinada por medio de la oralidad.

Dentro de una lengua encontramos signos orales y su equivalencia grafica utilizado por un grupo humano para comunicarse y poder entenderse con los demás miembros por medio de esta.  Seguido de la lengua, aparece el lenguaje, como un instrumento o medio de comunicación entre organismos o miembros de una especie. El acto de comunicación consiste en un conjunto de signos organizados que un emisor envía a un sujeto, receptor, a través de un cierto medio o canal, y que en virtud de su información o mensaje modifica el comportamiento o conocimiento del que lo recibe en una dirección determinada.

La lengua me’phaa ha llegado a unificar una forma de escritura para todos los hablantes de dicha lengua, tomando en cuenta las variantes dialectales que ésta presenta. El primer esfuerzo por unificar el alfabeto inició como parte de un programa nacional impulsado durante el sexenio del Presidente  de la República, el Lic. Miguel de la Madrid Hurtado. Se llevaron a cabo talleres de lecto-escritura en los años de 1992 y 1993, dirigidos a profesores me’phaa de algunas zonas escolares de Guerrero así como a los alumnos del Bachillerato  Pedagógico para Estudiantes Bilingües de Tlapa,  igualmente en Guerrero.

Pero gracias a la creciente demanda, no sólo de los docentes con grupos escolares, sino también de instituciones formativas, de precisar las reglas para la lectura, la escritura, la enseñanza y la evaluación de la lengua me´phaa en el ámbito escolar,  que se inició la sistematización de la escritura, Para esto, Abad Carrasco Zúñiga preparó, durante el ciclo escolar 2001-2002, la primera versión del documento de trabajo la escritura ortográfica de la lengua me’phaa,  que sirvió como base  para el Primer Taller de Trabajo Colegiado, realizado durante  los días 30 de Septiembre a  4 de Octubre del 2002 en la comunidad del Paraje Montero, municipio de  Malinaltepec, Guerrero, con la participación del equipo técnico, Directores de escuela, Jefes de Zona y Supervisores provenientes de toda el área me´phaa. En esta reunión se obtuvo la primera versión del sistema de escritura que circuló entre todos los participantes y que, por unanimidad coincidieron en la necesidad de editar la lámina Tsina me’phaa: el alfabeto me’phaa, que fue presentado en XXXII Congreso de la Lengua Me´phaa, realizado en la cabecera municipal de Acatepéc, Guerrero, durante los días 20, 21, 22 y 23 de Octubre del 2003, publicado en mayo del 2004 y distribuido masivamente a partir del ciclo escolar  2004-2005.

Durante, el  XXXII Congreso, en forma extraordinaria, se hicieron más precisiones a la primera versión del sistema de escritura me’phaa. Una vez incorporadas las observaciones, se realizó un Segundo Taller de Trabajo Colegiado en la comunidad de El Rincón, Municipio de Malinaltepec, Guerrero, donde se obtuvo una versión ya más elaborada. Dicha versión fue ampliamente socializada y para su validación se promovieron nueve talleres de lectura y escritura en ocho zonas escolares.

Prácticamente, en el ciclo escolar 2004-2005 fue la validación del sistema de escritura de la lengua me’phaa en las distintas zonas escolares, lo que permitió observar las necesidades y las sugerencias de los propios docentes en cuanto al sistema de escritura. Este proceso de validación fue el preámbulo para el Tercer Taller Colegiado, realizado en Julio del 2005 en la comunidad de Ayotoxtla, Municipio de Zapotitlán Tablas, Guerrero, en donde se obtuvo la versión final del documento normativo xtángoo xú mi´tháán ajngáa me’phaa: Normas para la escritura de la lengua me’phaa; documento que sustituye a todas las propuestas y versiones anteriores sobre el sistema de escritura.

De esta manera, los docentes de todas las variantes han participado para sistematizar una sola forma de escritura de la lengua me’phaa, sin ver la jerarquía de una variante sobre otra.
El alfabeto Me’phaa acordado, consta de 29 grafías que representan los sonidos de la lengua: 24 son consonantes y 5 son vocales. También en la lengua Me’phaa hay una glotal (’) indica la glotalización en las vocales y no es considerada como una grafía, sino como un signo ortográfico, un modificador.

Cuadro20. Análisis de alfabetos me'phaa
Fonema SEP
(1985)
DGEI
(1985)
Jorge A. S.
(1988)
M. Bilingües
(1989)
INEA
(2005)
A. Carrasco
(2002)
A. Carrasco
(Coord.)  (2006)
/ p / “p” “p” “p” “p” “p” “p” “p”
/ t / “t” “t” “t” “t” “t” “t” “t”
/ k / “k” “k” “k” “k” “k” “k” “k”
/ β / “b” “b” “b” “b” “b” “b” “b”
/ d / “d” “d” “d” “d” “d” “d” “d”
/ g / “g” “g” “g” “g” “g” “g” “g”
/ x / “j” “j” “h” “j” “j” “j” “j”
/ m / “m” “m” “m” “m” “m” “m” “m”
/ n / “n” “n” “n” “n” “n” “n” “n”
 / ɲ / “ñ” “ñ”   “ñ” “ñ” “ñ” “ñ”
/ ŋ /         “ŋ” “ŋ” “ŋ”
/ l / “l” “l”   “l” “l” “l” “l”
/ ɾ / “r” “r” “r” “r” “r” “r” “r”
/ r / “rr” “rr” “rr” “rr”   “rr” “rr”
/ j / “y” “y” “y” “y” “y” “y” “y”
/ s / “s” “s” “s” “s” “s” “s” “s”
/ tʃ / “ch” “ch” “ch” “ch” “ch” “ch” “ch”
/ ʃ / “x” “x” “x” “x” “x” “x” “x”
/ w / “w” “w” “w” “w” “w” “w” “w”
/ ф / “f” “f” “f” “f” “f” “f” “f”
/ ph /       “ph” “ph” “ph” “ph”
/ th /       “th” “th” “th” “th”
/ kh /       “kh” “kh” “kh” “kh”
/ dj /       “dx” “dx” “dx” “dx”
/ ts /       “ts”   “ts” “ts”
?          
/ a / “a” “a” “a” “a” “a” “a” “a”
/ a: / “aa” “aa” “aa” “aa” “aa” “aa” “aa”
/ ã / “an” “an” “an” “an” “an” “an” “an”
/ ã: / “aan” “aan” “aan” “aan” “aan” “aan” “aan”
/ a? / “a’” “a’”   “a’” “a’” “a’” “a’”
/ a:? /       “aa’” “aa’” “aa’” “aa’”
/ ã? / “an’” “an’”   “an’” “an’” “an” “an’”
/ ã:? /       “aan’” “aan’” “aan’” “aan’”
/ e / “e” “e”   “e” “e” “e” “e”
/ e: / “ee” “ee” “ee” “ee” “ee” “ee” “ee”
/ ẽ / “en” “en” “en” “en” “en” “en” “en”
/ ẽ: / “een” “een” “een” “een” “een” “een” “een”
/ e? / “e’” “e’”   “e’” “e’” “e’” “e’”
/ e:? /       “ee’” “ee’” “ee’” “ee’”
ẽ? “en’” “en’”   “en’” “en’” “en’” “en’”
/ ẽ:? /       “een’” “een’” “een’” “een’”
/ i / “i” “i” “i” “i” “i” “i” “i”
/ i: / “ii” “ii” “ii” “ii” “ii” “ii” “ii”
/ ĩ / “in” “in” “in” “in” “in” “in” “in”
/ ĩ: / “iin” “iin” “iin” “iin” “iin” “iin” “iin”
/ i? / “i’” “i’”   “i’” “i’” “i’” “i’”
/ i:? /       “ii’” “ii’” “ii’” “ii’”
/ ĩ? / “in’” “in’”   “in’” “in’” “in’” “in’”
/ ĩ:? /       “een’” “een’” “een’” “een’”
/ o / “o” “o” “o” “o” “o” “o” “o”
/ o: / “oo” “oo” “oo” “oo” “oo” “oo” “oo”
/ õ / “on” “on” “on” “on” “on” “on” “on”
/ õ: / “oon” “oon” “oon” “oon” “oon” “oon” “oon”
/ o? / “o’” “o’”   “o’” “o’” “o’” “o’”
/ o:? /       “oo’” “oo’” “oo’” “oo’”
/ õ? / “on’” “on’”   “on’” “on’” “on’” “on’”
/ o:? /       “oon’” “oon’” “oon’” “oon’”
/ u / “u” “u” “u” “u” “u” “u” “u”
/ u: / “uu” “uu” “uu” “uu” “uu” “uu” “uu”
/ ũ / “un” “un” “un” “un” “un” “un” “un”
/ ũ: / “uun” “uun” “uun” “uun” “uun” “uun” “uun”
/ u? / “u’” “u’”   “u’” “u’” “u’” “u’”
/ u:? /       “uun’” “uun’” “uun’” “uun’”
/ ũ? / “un’” “un’”   “un’” “un’” “un’” “un’”
/ ũ:? /       “uun’” “uun’” “uun’” “uun’”

Alfabeto  Me’phaa actual: 
A, b, ch, dx, d, e, f, g, i, j, k, kh, l, m, n, ñ, ŋ, o, p, ph, r, s, ts, t, th, u, w, x, y.

El orden del alfabeto y las grafías son únicos para la escritura de la lengua me’phaa de cualquier pueblo región, por lo que no hay alfabetos individualizados entre una región y otra.

Las grafías que no se usan en la lengua me’phaa son:
c, h, q, v, z

Sin embargo, hubo anteriormente otros alfabetos sobre los cuales se llevó a cabo sus análisis para dar cuenta de la forma en que se han ido transformando.

En relación a este cuadro, en los análisis de los alfabetos propuestos por la SEP y la DGEI, se proponen 17 consonantes  de las cuales actualmente se reconocen 24, además de las 5 vocales básicas y las mismas en las modificaciones, en este caso podríamos decir que ambos alfabetos son iguales en la estructura por el mismo año en que se editaron y que ambas instituciones participaron para su elaboración.

Las diferencias más importantes se dan en cuanto los caracteres utilizados por J. Suárez (1983), seguramente se debe al hecho de que el objetivo del investigador no era el de proponer un alfabeto práctico, sino el de hacer una descripción de la lengua, así utiliza caracteres del alfabeto filológico para transcribir los fonemas /tʃ/ y /ʃ/.  Por otro lado sólo contempla 17 fonemas de los 24  determinados actualmente. En las vocales, Suárez no reconoce las glotalizadas y ningún alfabeto contempla las nasalizadas, alargadas y glotalizadas. Es necesario investigar más sobre los patrones silábicos para ir determinando si son una sola vocal o varias y revisar si se pueden segmentar, es decir cómo se puede separar en sílabas una palabra como tsotoon’. El resto de los alfabetos coinciden y se debe seguramente a que el lingüista Abad Carrasco participó en los tres.

Conclusiones

Después de esta revisión de la fonología comparada y de los alfabetos, podemos hacer algunas observaciones sobre las precisiones ortográficas que se deben hacer en relación al me’phaa y el español para diseñar una transferencia sistemática.

  1. El me’phaa comprende mucho más fonemas consonánticos que el español y casi la totalidad se comparten. El único fonema del español que no existe en me’phaa es el fricativo bilabial sordo /ф / pero que es muy cercano al fricativo labiodental sordo /f/ y que en ambas lenguas se representan con la grafía “f” por lo que no debe, en teoría, presentar ningún problema para su transferencia.
  2. Sin embargo, de los fonemas compartidos hay algunos que en español se representan con diversas grafías, mientras que en me’phaa se representan con una sola, aquí posiblemente sea necesario hacer precisiones ortográficas entre las dos lenguas. Estos son: “c”, “k”, “q”, que en la lengua me’phaa sólo se representa con el fonema /k/ y tenemos igual a las grafías “ll”, “y”, “h”, que se representa con el fonema /j/.
  3. En cuanto a los 12 fonemas consonánticos exclusivos del me’phaa, estos no presentarán problemas al niño que habla la legua y es alfabetizado en ella, pero a los niños que fueron alfabetizados en español y que tienen que transferir al me’phaa, tal vez les presenten dificultades.
  4. En las vocales, como lo revisamos anteriormente, sólo las cinco simples se comparten con el español y existe un número de 35 que son exclusivas del  me’phaa, en el caso del niño me’phaa que sólo sea alfabetizado en español, a la hora de transferir la habilidad lecto-escritora al me’phaa, seguramente es aquí donde se le presentará el mayor número de dificultades.
  5. Por último los tonos, inexistentes en español, son una de las características de la lengua, algo que es necesario trabajar y encontrar una didáctica adecuada para su enseñanza en la escritura.